¿Qué es y cómo funciona la optimización de conversiones?

optimización de conversiones

Cualquiera que tenga un sitio web y trabaje en SEO ha oído hablar de la optimización de conversión. Y si hemos de creer a los especialistas en marketing online, tu tasa de conversión es un porcentaje especialmente importante para medir tu éxito.

Cuanto mayor sea tu tasa de conversión, mejor será tu sitio web y tu negocio. La optimización de conversión es un método que maximiza tu tasa de conversión. Pero ¿Qué es esto exactamente y cómo se puede trabajar en ello? Puedes leer el siguiente artículo para averiguarlo.

 

Conceptos de CRO

Siempre es bueno empezar definiendo algunos términos. Estos conceptos forman la base de CRO (Optimización del índice de conversión) y también se utilizan regularmente en SEO (Optimización de motores de búsqueda) y otras direcciones de marketing.

  • Conversión: una conversión es un visitante en tu sitio web que hace lo que tú quieres que haga. Puedes compararlo con objetivos, porque cada página debe tener un objetivo. Si el visitante cumple con este objetivo, esto se llama conversión.
  • Tasa de conversión: la tasa de conversión de tu sitio web es el porcentaje de visitantes que se convierten en una conversión. Supón que 1000 visitantes aterrizan en tu sitio web cada semana y 10 de ellos compran un producto, entonces tu índice de conversión es del 1 por ciento.
  • Optimización de conversión: la optimización de conversión o CRO es una colección de métodos con los que intentas aumentar tu tasa de conversión. Cuanto mayor sea tu tasa de conversión, más obtendrás de tu sitio web.

 

Diferentes tipos de conversiones

El ejemplo de alguien que compra un producto en una tienda web es un buen ejemplo de conversión, pero son posibles muchos más objetivos. Una conversión también es alguien que se suscribe a una lista de correo, alguien que descarga un libro electrónico, alguien que solicita una cotización, alguien que llama o alguien que visita una página siguiente en tu sitio web. Muchas páginas web tienen una llamada a la acciónHacer clic en esta llamada a la acción (sea cual sea) es el objetivo del sitio web y, por lo tanto, genera una conversión.

 

Descubrir cuellos de botella

El objetivo de la optimización de conversión es averiguar por qué los visitantes de tu sitio web no realizan ninguna acción. Con SEO atraes más tráfico, pero si inmediatamente abandonan tu sitio web o se quedan, pero no convierten, entonces tus esfuerzos han sido en vano.

Al trabajar en la optimización de la conversión, intentas encontrar y resolver estos cuellos de botella. La experiencia del visitante, también una medida importante para los motores de búsqueda es primordial. Cuanto más fácil lo hagas para el visitante, más rápido se convertirá.

 

La facilidad de uso es clave

Puedes suponer que los clientes son generalmente perezosos. En otras palabras, exhiben un comportamiento perezoso. Eso es porque hoy en día nadie tiene tiempo para pasar mucho tiempo en un sitio web buscando la información que necesita.

Cada vez que le da al visitante una razón para pensar, existe la posibilidad de que lo pierdas. Hoy en día, la gente simplemente quiere encontrar rápidamente lo que está buscando, sin demasiado alboroto, búsqueda y otras distracciones.

 

Por qué es importante trabajar en CRO

Por lo tanto, está claro que la optimización de la conversión es importante para el éxito general de tu sitio web. Trabajar en CRO garantiza que maximices los ingresos de tu sitio web y estamos hablando de fines financieros y de otro tipo.

Datos, datos, datos

Necesitas datos para trabajar en tu tasa de conversión. Deseas saber exactamente qué hacen los visitantes en tu sitio web y dónde abandonan. Puedes encontrar esta información en varios programas, como Google Analytics.

Obtienes suficiente tráfico a tu sitio web, pero no comprendes por qué y dónde abandonan estas personas. Es por eso por lo que necesitas al menos información sobre los siguientes temas:

  • ¿Cuánto tiempo en promedio permanecen tus usuarios en tu página?
  • ¿Cuál es la última página que la gente ve antes de continuar?
  • ¿Cómo llegan a tu sitio web?
  • ¿En qué están haciendo clic?
  • ¿Qué páginas se ven más (y menos)?
  • ¿Para qué términos de búsqueda te encuentran más?
  • ¿Qué términos de búsqueda se utilizan para navegar dentro de tu sitio web?
  • Y así; todos los datos que te brindan más información sobre el comportamiento de los usuarios de tu sitio web te brindan una mejor perspectiva.

 

¿Cómo empiezas con CRO?

Ahora que comprendes qué es la optimización de conversión y qué puede hacer por ti, es hora de probarla en la práctica. Para ello, analizas los datos y pruebas los resultados.

El primer paso que das es analizar estos datos para que sepas exactamente lo que está sucediendo en tu sitio web.

 

Herramientas para analizar el comportamiento de tus visitantes

Los datos que necesitas tienen que venir de alguna parte. Y luego tienes algunas herramientas gratuitas y de pago que te permiten hacer esto:

  • Google Analytics: la herramienta líder de Google para medir todo tipo de información sobre tus visitantes. Encontrarás todo allí, como las páginas visitadas, cómo llegaron allí, los países de donde provienen sus visitantes, los dispositivos que usan, los sitios de los que salen y mucho más.
  • Hotjar: esta es una herramienta que genera informes sobre dónde se desplazan y hacen clic los usuarios.
  • Typeform: un programa con el que puedes configurar tus propias encuestas y hacer preguntas a tus visitantes que sean importantes para ti.
  • BlueConic y Datatrics: ambos programas te ayudan a recopilar datos de diferentes lugares para crear un perfil de cliente.
Lectura de Interés  ¿Cómo utilizar las Redes Sociales para hacer ventas?

 

Categorizar y priorizar

Según los datos que has encontrado, es hora de hacer cambios. Primero haces una lista de puntos a mejorar y luego los categorizas. Divídelos en victorias rápidas, puntos que producen más, puntos que requieren que pases mucho tiempo y puntos que muestran la mayoría de los problemas. Luego estableces prioridades.

Puedes comenzar con tus victorias rápidas o con los ajustes que te den más resultados. Es importante crear orden en la lista de puntos de interés que has creado.

 

Redacción de hipótesis

Sabes dónde están tus cuellos de botella y cómo quieres abordarlos uno por uno. Pero también quieres saber cuáles son los resultados después de hacer esto. Por eso formulas hipótesis que luego puedes probar.

Puedes leer de los resultados de esto qué cambios han funcionado y qué otros cambios fueron menos exitosos. De esta manera, conocerás cada vez mejor a tu audiencia y podrás estimarla más rápido y más fácilmente en el futuro.

 

Agregar cambios

Tienes una lista de puntos que deben cambiarse y el orden en que deben cambiarse. Has establecido algunas hipótesis medibles para ver cómo tus cambios han impactado a tus visitantes. Ahora es el momento de pasar esos cambios. Hazlo con cuidado y tómate tu tiempo. El trabajo apresurado nunca tiene el efecto que podría tener.

 

Probar el resultado

Entonces es hora de probar el efecto de los cambios que has realizado. Y esto puede ser algo tan simple como cambiar el color de un botón, hasta cambios complicados como reescribir tu contenido. Una vez más, tienes una serie de programas a tu disposición.

CRO tiene que ver con probar y experimentar. Cuanto más tiempo hagas esto, más experto te volverás en ello. Las herramientas anteriores te ayudarán a probar los resultados, pero también hay una serie de métodos para facilitarle las cosas. Aquí hemos enumerado algunos métodos de prueba bien conocidos.

 

Prueba A/B

La prueba más conocida para medir el éxito de CRO es la prueba A/B. Haces esto para una página en particular a la vez, puedes crear dos versiones separadas de una misma página. Luego divides a tus visitantes en dos grupos, A y B. Muestras una versión al grupo A y la otra versión al grupo B. Experimentas con colores, con texto, con imágenes, lo que quieras.

Luego, compara la forma en que el grupo A reacciona a la página con las reacciones del grupo B. De esta manera, puedes ver rápidamente qué cambios y características de tu sitio web marcan la mayor diferencia.

Al realizar una prueba A/B, tus usuarios no notarán nada. Prueba todo en vivo e inmediatamente ve cómo estos usuarios en vivo reaccionan a tus dos versiones. Esto significa que los datos que recibes son objetivos y puedes trabajar en tu tasa de conversión paso a paso. Además, no necesitas mucho tráfico automáticamente con esta opción, como es el caso con otros métodos.

 

Seguimiento ocular (El eye tracking)

Al analizar lo que las personas miran primero cuando ven tu sitio web, tú sabes qué los atrae inmediatamente a una página en particular. El eye tracking es un método con el que puedes analizar esto, pero no es fácil.

Hay software disponible que luego colocas en tu propia página web. Luego, muestra tu(s) página(s) a varios sujetos de prueba y mide lo que están mirando. Esto toma algo de tiempo, pero también rinde mucho.

Al medir los movimientos oculares, puede ver de inmediato lo que alguien está mirando y durante cuánto tiempo. Haces esto en tiempo real y algunos programas también involucran expresiones faciales. Debido a que está mirando, también tienes la oportunidad de participar y, por ejemplo, hacer preguntas adicionales.

 

Crea encuestas

En lugar de reinventar la rueda tú mismo, podría ser más conveniente si simplemente les pregunta a tus usuarios qué piensan de tu sitio web. Con el programa Typeform puedes elaborar encuestas en los que determinas lo que quieres.

Los visitantes llenan esta encuesta voluntariamente y no están obligados a hacerlo. La gran ventaja de esta opción no es solo que puedes preguntar a tus visitantes de inmediato lo que quieres saber, sino también que tienes un diálogo con ellos. Esto hace que el contacto con tus visitantes sea más personal, especialmente si diseñas la encuesta de manera inteligente.

Al usar programas como Typeform y crear una encuesta, puedes obtener exactamente las respuestas que estás buscando. Y no haces eso analizando datos o mirando gráficos, sino preguntando directamente a tus visitantes.

Los visitantes deciden por sí mismos si quieren completar tu encuesta o no. Entonces es completamente voluntario, te pones en contacto con tu audiencia y tienes respuestas inmediatas a las preguntas más importantes.

 

Los beneficios de la optimización de conversión

La optimización de conversión es mucho menos que SEO un método exacto para el éxito. Tienes que profundizar en ello tú mismo, recopilar datos, planificar y formular hipótesis y probar tus cambios.

Si haces esto correctamente, harás que tu sitio web sea aún más exitoso y maximizarás tu potencial. Por lo tanto, la optimización de la conversión tiene una serie de ventajas importantes:

  • Con la optimización de conversión no atraes más tráfico a tu sitio web, pero te aseguras de hacer un uso óptimo del tráfico que recibes. Así que no se trata de cantidad, se trata de calidad.
  • La optimización de conversión te ayuda a lograr los objetivos de tus páginas.
  • Al trabajar en la optimización de conversión, mejoras tu sitio web. Los visitantes adicionales que atraigas con tu campaña publicitaria o tus esfuerzos de SEO permanecerán en tu sitio web.
  • Una vez que hayas terminado con la optimización de conversión y tu índice de conversión haya aumentado, obtendrás más retorno de tu sitio web. Puedes invertir este dinero extra en publicidad o SEO, lo que atraerá más visitantes a tu sitio web. De estos visitantes adicionales, un porcentaje mayor se convierte en clientes, lo que significa más ingresos, y así sucesivamente.

Deja un comentario