Trabajo remoto ¿Cómo hacer que siga siendo efectivo?

Trabajo remoto

En la situación actual, muchos trabajadores de oficina se han pasado al trabajo de oficina en casa, es decir, Trabajo remoto o trabajar desde casa. Muchos profesionales autónomos, como el redactor o el diseñador gráfico informático, incluso un content manager suelen estar empleados de forma permanente en forma de trabajo remoto, y la situación actual no ha cambiado mucho en la forma en que desempeñan sus funciones.

En muchos casos, trabajar desde casa es una forma realmente cómoda y que permite mucha más libertad de acción. Sin embargo, seamos realistas: no todos pueden ser igualmente efectivos en casa, donde lidiamos con muchas más distracciones que en la oficina. Actualmente, sin embargo, no solo vale la pena, sino que sobre todo es necesario para sobrevivir. El trabajo remoto puede ser realmente efectivo y divertido. Solo recuerda algunas reglas simples.

 

¿Cómo trabajar efectivamente desde casa?

Tenemos buenas noticias para todos aquellos a los que no les gusta el trabajo remoto. ¡Puede aprender cómo ser efectivo en modo remoto, como cualquier otra cosa! Todo lo que necesita hacer es prepararse sabiamente y seguir algunos consejos.

 

No solo designar, sino también organizar un lugar para el trabajo remoto

Trate de encontrar un espacio para usted que le permita realizar sus funciones libremente. Idealmente, su lugar de trabajo debe parecerse al que usa todos los días en la oficina.

Asegúrese de trabajar sentado, en un escritorio o una mesa, en una silla cómoda que no forzará su columna vertebral. Además, no se olvide de la iluminación adecuada, gracias a la cual su trabajo no lo cansará y sus ojos no se cansarán.

Prepara también todo el material de oficina necesario que utilizas habitualmente, como: calendario, libreta, bolígrafo, teléfono de la empresa, etc. Sin duda merece la pena cuidar tu té o café favorito. Con todo a mano, evitarás distraerte demasiado del trabajo y buscar las cosas que necesitas.

También es importante estar tranquilo y poder concentrarse. Recuerde que durante la oficina en casa, puede organizar su lugar de trabajo exactamente como lo desee, ¡así que no se arrepienta, por ejemplo, de las flores que no puede pagar en el trabajo!

 

Trabajo efectivo desde casa

Cuando pensamos en trabajar desde casa, a menudo tenemos una idea del día pasado con una computadora portátil en la cama y en pijama. Sin embargo, trata de prepararte para el trabajo, al menos de forma mínima.

No se trata de maquillaje completo o vestir un traje. Sin embargo, no renuncies a tu rutina matutina. Trate de refrescarse un poco cada mañana y cámbiese a ropa cómoda pero ordenada. Esto te pondrá de mejor humor para el trabajo.

 

Establece tu horario de trabajo remoto

Establezca horas exactas para usted cuando planee trabajar y cúmplalas. Los primeros días de trabajo remoto en muchos casos muestran que no nos apegamos al marco prescrito, y los límites entre el trabajo y, a veces, después se vuelven borrosos. El peor de los casos es escribir correos electrónicos a los clientes a altas horas de la noche y completar tareas inconclusas que deberían completarse durante el día. No se engañe, tal acción solo promueve una mayor fatiga y dificultad para concentrarse al día siguiente.

Lectura de Interés  Notificaciones push Todo lo que debes saber

Idealmente, el horario de su oficina en casa debería ser similar o igual al que usa a diario. Al disponer de una determinada cantidad de tiempo, aumentarás tu movilización a las tareas, y las personas con las que trabajas sabrán cuándo pueden contactarte. Y lo más importante: ¡no pasará todo el día en su escritorio!

 

programar descansos para su trabajo remoto

Durante el home office, también tienes derecho a tomar descansos de la misma duración que en la oficina. Sin embargo, vale la pena determinar cuándo desea usarlos y minimizar su número. Descansarás más y realizarás las tareas de manera más eficiente si tomas un descanso de media hora que si tomas un descanso cada media hora. Al seguir esta regla, evitará distracciones innecesarias y realizará sus tareas mucho más fácilmente.

 

Establece tareas y utiliza las herramientas adecuadas

Haz una lista de tareas para el día o la semana. Esto le permitirá planificar su trabajo cuidadosamente, así como organizar las tareas según su tamaño y peso. Cuando se trabaja de forma remota, vale la pena hacerlo con todo el equipo en línea. Esto permite al supervisor asignar y controlar más fácilmente las tareas de sus empleados. Los empleados, por otro lado, saben exactamente lo que deben hacer en un momento dado.

 

¿Qué errores cometemos en el home office?

El trabajo remoto es para muchas personas una forma inusual de realizar tareas. Por el hecho de estar en casa, a veces nos cuesta centrarnos únicamente en el trabajo, pues no es nuestro entorno natural para realizar tareas empresariales. Esto sucede con algunos errores básicos que cometemos:

 

No hay separación entre la vida privada y la laboral

El error más común que se comete al trabajar de forma remota, que tiene un gran impacto en nuestra eficiencia, es combinar la vida privada y la empresarial. Se trata principalmente de realizar tareas domésticas como lavar, pasar la aspiradora, preparar la cena durante el tiempo que se suponía que debíamos dedicar a las tareas relacionadas con el trabajo. Incluso las actividades que no requieren mucho trabajo, pero que le hacen perder su computadora y sus responsabilidades, tienen un impacto negativo en el enfoque adicional y el desempeño eficiente de otras actividades.

 

Falta de contacto con el supervisor y los compañeros

El aspecto más importante de una buena colaboración en equipo es la buena comunicación, lo que, por supuesto, dificulta el trabajo remoto. No tenemos contacto directo con nuestros compañeros y superiores y no podemos hacer preguntas libremente en cualquier momento, esperando una respuesta inmediata. Por eso merece la pena mantener el contacto con las personas con las que trabajamos a través de herramientas de comunicación adecuadas.

 

Desorden en el lugar de trabajo

A pesar del eslogan a menudo parafraseado de que algunas personas se encuentran mejor en el caos, a la mayoría de las personas les gusta trabajar en un entorno limpio, incluso si no son conscientes de ello. El desorden muy a menudo nos distrae sin saberlo o interrumpe nuestro trabajo en algún momento, solo para limpiarlo. Lo ideal es que todos los días, después de terminar las tareas, organices tu escritorio y lo prepares para el día siguiente. De esta manera, es fácil evitar la molestia del día siguiente debido al desorden circundante.

Deja un comentario